La Biblia hoy - Nueva Versión Internacional

Un plan de lectura bíblica diaria y consejos para saber cómo leer la Biblia adecuadamente

Septiembre
2019
L
M
X
J
V
S
D
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Al leer la Biblia cada día, permita que las Escrituras le hablen. Aquí tiene algunos consejos:

  • Antes de comenzar su lectura ore a Dios pidiéndole que él le hable por su Palabra.

  • Busque un lugar tranquilo y lea el texto con atención.

  • Hágase ciertas preguntas: ¿Por qué escribió Dios esto? ¿Qué me quiere enseñar? ¿Cómo lo puedo aplicar a mi vida?

  • Ore al Señor pidiéndole que le dé el poder para poner en práctica lo aprendido.

Fecha seleccionada: 18/09/2019

Joel 3 - Amós 4

Capítulo 3

Juicio de Jehová sobre las naciones

 1estarán los llamados del Señor. "En aquellos días, en el tiempo señalado, cuando restaure yo la suerte de Judá y de Jerusalén, 2reuniré a todas las naciones y las haré bajar al valle de Josafat. en cuanto a mi propiedad, mi pueblo Israel, pues lo dispersaron entre las naciones y se repartieron mi tierra. 3Se repartieron a mi pueblo echando suertes, cambiaron a niños por prostitutas y, para emborracharse, vendieron niñas por vino. 4"Ahora bien, Tiro y Sidón, y regiones todas de Filistea, ¿qué tienen en contra mía? ¿Quieren acaso vengarse de mí? Si es así, yo haré que muy pronto recaiga sobre ustedes su propia venganza, 5pues se robaron mi oro y mi plata, y se llevaron a sus templos mis valiosos tesoros. 6A los griegos les vendieron el pueblo de Jerusalén y de Judá, para alejarlos de su tierra. 7"Sepan, pues, que voy a sacarlos de los lugares donde fueron vendidos, y haré que recaiga sobre ustedes su propia venganza. 8Venderé sus hijos y sus hijas al pueblo de Judá, y ellos a su vez los venderán a los sabeos, una nación lejana." El Señor lo ha dicho. 9Proclamen esto entre las naciones: ¡Prepárense para la batalla! ¡Movilicen a los soldados! ¡Alístense para el combate todos los hombres de guerra! 10Forjen espadas con los azadones y hagan lanzas con las hoces. Que diga el cobarde: "¡Soy un valiente!" 11Dense prisa, naciones vecinas, reúnanse en ese lugar. ¡Haz bajar, Señor, a tus valientes! 12"Movilícense las naciones; suban hasta el valle de Josafat, que allí me sentaré para juzgar a los pueblos vecinos. 13Mano a la hoz, que la mies está madura. Vengan a pisar las uvas, que está lleno el lagar. Sus cubas se desbordan: ¡tan grande es su maldad!" 14¡Multitud tras multitud en el valle de la Decisión! ¡Cercano está el día del Señor en el valle de la Decisión! 15Se oscurecerán el sol y la luna; dejarán de brillar las estrellas.

Liberación de Judá

 16Rugirá el Señor desde Sión, tronará su voz desde Jerusalén, y la tierra y el cielo temblarán. Pero el Señor será un refugio para su pueblo, una fortaleza para los israelitas. 17"Entonces ustedes sabrán que yo, el Señor su Dios, habito en Sión, mi monte santo. Santa será Jerusalén, y nunca más la invadirán los extranjeros. 18"En aquel día las montañas destilarán vino dulce, y de las colinas fluirá leche; correrá el agua por los arroyos de Judá. que irrigará el valle de las Acacias. 19Pero Egipto quedará desolado, y Edom convertido en desierto, por la violencia cometida contra el pueblo de Judá, en cuya tierra derramaron sangre inocente. 20Judá y Jerusalén serán habitadas para siempre, por todas las generaciones. 21¿Perdonaré la sangre que derramaron? ¡Claro que no la perdonaré!" ¡El Señor hará su morada en Sión!

Capítulo 1

Juicios contra las naciones vecinas

 1Éstas son las palabras de Amós, pastor de Tecoa. Es la visión que recibió acerca de Israel dos años antes del terremoto, cuando Uzías era rey de Judá, y Jeroboán hijo de Joás era rey de Israel. 2Amós dijo: "Ruge el Señor desde Sión; truena su voz desde Jerusalén. Los pastizales de los pastores quedan asolados, y se seca la cumbre del Carmelo." 3Así dice el Señor: "Los delitos de Damasco han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: con trillos de hierro, 4yo enviaré fuego contra el palacio de Jazael, que consumirá las fortalezas de Ben Adad. 5Romperé el cerrojo de la puerta de Damasco, destruiré al que reina en el valle de Avén y al que empuña el cetro en Bet Edén. será desterrado a Quir", dice el Señor. 6Así dice el Señor: "Los delitos de Gaza han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: para venderlas a Edom, 7yo enviaré fuego contra los muros de Gaza, que consumirá sus fortalezas. 8Destruiré al que reina en Asdod y al que empuña el cetro en Ascalón. Volveré mi mano contra Ecrón, y perecerá hasta el último de los filisteos", dice el Señor omnipotente. 9Así dice el Señor: "Los delitos de Tiro han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: Porque le vendieron a Edom poblaciones enteras de cautivos, olvidando así una alianza entre hermanos, 10yo enviaré fuego contra los muros de Tiro, que consumirá sus fortalezas." 11Así dice el Señor: "Los delitos de Edom han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: persiguieron con espada a su hermano; porque dieron rienda suelta a su ira y no dejaron de alimentar su enojo, 12yo enviaré fuego contra Temán, que consumirá las fortalezas de Bosra." 13Así dice el Señor: "Los delitos de Amón han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: Porque, a fin de extender sus fronteras, a las mujeres encintas de la región de Galaad les abrieron el vientre, 14yo prenderé fuego a los muros de Rabá, que consumirá sus fortalezas entre gritos de guerra en el día de la batalla, y en el rugir de la tormenta en un día de tempestad. 15Su rey marchará al destierro, junto con sus oficiales", dice el Señor.

Capítulo 2

 1Así dice el Señor: "Los delitos de Moab han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: hasta reducirlos a ceniza, 2yo enviaré fuego sobre Moab que consumirá las fortalezas de Queriot, y morirá Moab en medio del estrépito de gritos de guerra y toques de trompeta. 3Destruiré al gobernante en medio de su pueblo, y junto con él mataré a todos sus oficiales", dice el Señor. 4Así dice el Señor: "Los delitos de Judá han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: Porque, dejándose descarriar por sus mentiras, tras las cuales anduvieron sus antepasados, rechazaron la ley del Señor y no obedecieron sus preceptos. 5Por eso yo enviaré fuego contra Judá, que consumirá las fortalezas de Jerusalén."

Juicio contra Israel

 6Así dice el Señor: "Los delitos de Israel han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: Venden al justo por monedas, y al necesitado, por un par de sandalias. 7Pisotean la cabeza de los desvalidos como si fuera el polvo de la tierra, y pervierten el camino de los pobres. Padre e hijo se acuestan con la misma mujer, profanando así mi santo nombre. 8Junto a cualquier altar se acuestan sobre ropa que tomaron en prenda, y el vino que han cobrado como multa lo beben en la casa de su Dios.[1] 9"Todo esto, a pesar de que por ellos yo destruí a los amorreos; destruí su fruto arriba y sus raíces abajo, aunque eran altos como el cedro y fuertes como la encina. 10"Yo mismo los hice subir desde Egipto, y los conduje cuarenta años por el desierto, a fin de conquistar para ustedes la tierra de los amorreos. 11También levanté profetas de entre sus hijos y nazareos de entre sus jóvenes. ¿Acaso no fue así, israelitas? afirma el Señor. 12Pero ustedes les hicieron beber vino a los nazareos y les ordenaron a los profetas que no profetizaran. 13"Pues bien, estoy por aplastarlos a ustedes como aplasta una carreta cargada de trigo. 14Entonces no habrá escapatoria para el ágil, ni el fuerte podrá valerse de su fuerza, ni el valiente librará su vida. 15El arquero no resistirá, ni escapará con vida el ágil de piernas, ni se salvará el que monta a caballo. 16En aquel día huirá desnudo aun el más valiente de los guerreros," afirma el Señor.

Capítulo 3

El rugido del león

 1Oigan, israelitas, esta palabra que el Señor pronuncia contra ustedes, contra toda la familia que saqué de Egipto: 2"Sólo a ustedes los he escogido entre todas las familias de la tierra. Por tanto, les haré pagar todas sus perversidades." 3¿Pueden dos caminar juntos sin antes ponerse de acuerdo? 4¿Ruge el león en la espesura sin tener presa alguna? ¿Gruñe el leoncillo en su guarida sin haber atrapado nada? 5¿Cae el pájaro en la trampa sin que haya carnada? ¿Salta del suelo la trampa sin haber atrapado nada? 6¿Se toca la trompeta en la ciudad sin que el pueblo se alarme? ¿Ocurrirá en la ciudad alguna desgracia que el Señor no haya provocado? 7En verdad, nada hace el Señor omnipotente sin antes revelar sus designios a sus siervos los profetas. 8Ruge el león; ¿quién no temblará de miedo? Habla el Señor omnipotente; ¿quién no profetizará?

Destrucción de Samaria

 9Proclamen en las fortalezas de Asdod y en los baluartes de Egipto: "Reúnanse sobre los montes de Samaria y vean cuánto pánico hay en ella, ¡cuánta opresión hay en su medio!" 10"Los que acumulan en sus fortalezas el fruto de la violencia y el saqueo no saben actuar con rectitud", afirma el Señor. 11Por lo tanto, así dice el Señor omnipotente: "Un enemigo invadirá tu tierra; echará abajo tu poderío y saqueará tus fortalezas." 12Así dice el Señor: "Como el pastor arrebata de las fauces del león si acaso dos patas o un pedazo de oreja, así serán rescatados los israelitas, los que en Samaria se reclinan en el borde de la cama y en divanes de Damasco.[1] 13"Oigan esto y testifiquen contra el pueblo de Jacob afirma el Señor omnipotente, el Dios Todopoderoso: 14"El día en que haga pagar a Israel sus delitos, destruiré los altares de Betel; los cuernos del altar serán arrancados, y caerán por tierra. 15Derribaré tanto la casa de invierno como la de verano; serán destruidas las casas adornadas de marfil y serán demolidas muchas mansiones", afirma el Señor.

Capítulo 4

 1Oigan esta palabra ustedes, vacas de Basán, que viven en el monte de Samaria, que oprimen a los desvalidos y maltratan a los necesitados, que dicen a sus esposos: "¡Tráigannos de beber!" 2El Señor omnipotente ha jurado por su santidad: "Vendrán días en que hasta la última de ustedes será arreada con garfios y arpones. 3Una tras otra saldrán por las brechas del muro, y hacia Hermón serán expulsadas afirma el Señor.

Aunque castigado, Israel no aprende

 4"Vayan a Betel y pequen; vayan a Guilgal y sigan pecando. Ofrezcan sus sacrificios por la mañana, y al tercer día sus diezmos. 5Quemen pan leudado como ofrenda de gratitud y proclamen ofrendas voluntarias. Háganlo saber a todos, israelitas; ¡eso es lo que a ustedes les encanta! afirma el Señor omnipotente. 6"Yo les hice pasar hambre en todas sus ciudades, y los privé de pan en todos sus poblados. Con todo, ustedes no se volvieron a mí afirma el Señor. 7"Yo les retuve la lluvia cuando aún faltaban tres meses para la cosecha. En una ciudad hacía llover, pero en otra no; una parcela recibía lluvia, mientras que otra no, y se secó. 8Vagando de ciudad en ciudad, iba la gente en busca de agua, pero no calmaba su sed. Con todo, ustedes no se volvieron a mí afirma el Señor. 9"Castigué sus campos con plagas y sequía; la langosta devoró sus huertos y viñedos, sus higueras y olivares. Con todo, ustedes no se volvieron a mí afirma el Señor. 10"Les mandé plagas como las de Egipto. Pasé por la espada a sus mejores jóvenes, junto con los caballos capturados. el hedor de los cadáveres. Con todo, ustedes no se volvieron a mí afirma el Señor. 11"Yo les envié destrucción como la de Sodoma y Gomorra; ¡quedaron como tizones arrebatados del fuego! Con todo, ustedes no se volvieron a mí afirma el Señor. 12"Por eso, Israel, voy a actuar contra ti; y como voy a hacerlo, ¡prepárate, Israel, para encontrarte con tu Dios!" 13He aquí el que forma las montañas, el que crea el viento, el que revela al hombre sus designios, el que convierte la aurora en tinieblas, el que marcha sobre las alturas de la tierra: su nombre es el Señor Dios Todopoderoso.

La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional® NVI® Copyright © 1999 by www.biblica.com, Inc.®. All rights reserved worldwide.
La Biblia en un año
"Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes."
(Dt 6:6-7)

Compartir

BIBLIA ONLINE
Biblia online
BIBLIA EN AUDIO
Biblia en audio